lunes, 6 de octubre de 2008

Hipatia


Hipatia nació en 370 d.C. en Alejandría, su padre, Teón, que era astrónomo y matemático en la Biblioteca (entonces llamada Museo) se encargó de su educación durante su juventud. Más tarde viajó a Italia y Atenas donde fue muy admirada por su intelecto. A su regreso a Alejandría se incorporó como maestra de matemáticas y filosofía en la Biblioteca. En esa época Alejandría era un cúmulo de tensiones sociales, políticas y religiosas provocadas por la rivalidad de las metrópolis que se repartían el imperio, por la expansión del cristianismo, el interés fanático de los seguidores de la nueva religión por acabar con los demás cultos y finalmente por las luchas intestinas entre los diferentes patriarcas que dirigían la política cristiana. En ese entorno la Biblioteca hacia años que había perdido su preponderancia, y la labor intelectual se había fragmentado en escuelas que se dividían entre las diferentes religiones. Hipatia enseñaba en todas las escuelas de los diferentes cultos, mientras su casa se convertía en centro de la vida intelectual de la ciudad. Daba clases de astronomía, matemáticas, filosofía y mecánica. Redactó no menos de cuarenta y cuatro libros sobre aritmética, geometría, mecánica, astronomía, etc, diseñó el astrolabio plano e inventó aparatos como el idómetro, el destilador de agua y el planisferio.

En 412 Cirilo llegó a patriarca de Alejandría. Resuelto a cristianizar a toda la población y a afianzar el poder religioso y político de la metrópoli sobre Constantinopla y Roma Cirilo expulsó a miles de judíos mientras alentaba a acabar con todo culto pagano y agitaba a las masas cristianas de la ciudad contra los filósofos de la Biblioteca que se negaban a convertirse al cristianismo y a desterrar sus cultos y filosofías, entre ellos Hipatia. A causa de las tensas relaciones con Roma y Constantinopla el patriarca mostró gran hostilidad hacia Orestes el prefecto romano de Egipto que a su vez era alumno y amigo de Hipatia. La científica debió ser desde entonces punto de mira de los cristianos ya que a su condición de mujer intelectual, filósofa (neoplatónica), se unía su cargo en la Biblioteca, sus relaciones con Orestes y su popularidad. La muerte de Hipatia fue descrita por el historiador cristiano (s V) Sócrates Scholasticus. Un día una turba de cristianos fue al encuentro de su carruaje. La sacaron de él llevándola a una iglesia denominada Caesarium. Allí la desnudaron totalmente y la desollaron con conchas. Los trozos de su cuerpo fueron paseados por las calles de Alejandría y finalmente quemados junto con sus libros en un lugar llamado Cynaron. Esto sucedió en marzo de 415. Orestes informó a Roma del asesinato perpetrado por "parabolanos" seguidores de la Iglesia de San Cirilo de Jerusalén, posiblemente con la ayuda de monjes "nitrianos". La investigación romana, sin embargo, fue pospuesta varias veces (para entonces Orestes se había ido ya de Alejandría) y se cerró finalmente inconclusa por falta de testigos. Tiempo después Cirilo fue canonizado

.

No hay comentarios: