sábado, 11 de julio de 2009

Que llegue pronto la noche




La mañana la he pasado llevando a miu al veterinario y en el centro comercial (tengo un boda cerca y no sé que ponerme, de hecho no me apetece ponerme nada, ni arreglarme, ni ir a la boda...en fin.).

La realidad empieza a cambiar, escucho a la gente lejana al andar...el sonido sólo queda de fondo...y los miro pero no los veo...y todo va muy despacio.


Ya no sé si estoy en las puertas del tunel o ya entré en él, ni cómo de largo va a ser, quizá corto, quiza largo....aún no sé bien en qué punto me encuentro....


Me siento sola, el día se hace largo y quiero que llegue pronto la noche, para poder dormir... Al menos mañana trabajo y allí no pienso, o pienso menos.

(Ojalá se pase y no tenga que volver a tomar las pastillas.)

2 comentarios:

*hazelnut* dijo...

Que alguien me corrija si me equivoco pero, no estas sola.
Remedio: cambia las pastis por una buena charla con un buen amigo ;)
un abrazo fuerte

La Dama Blanca dijo...

si....pero ocurre que mi amigo es Rey, y él estos días es un rey gruñón...y eso me hace estar más inestable....y la gente no suele entender tampoco éste problema, así que no tengo a quien contarlo, y a mi familia no la quiero agobiar...en fin, ya veremos cómo termina todo.